Reciclar el aceite doméstico también es posible

Publicado por on lunes, 30 de abril de 2012

Reciclar el aceite doméstico es posibleA día de hoy la gente está cada vez más concienciada de la importancia de reciclar, pero sin embargo, en nuestros hogares existe aún bastante desconocimiento sobre cómo reciclar uno de los productos más usados en nuestro día a día. Hablamos del aceite doméstico, el residuo urbano más contaminante. Cada persona consume al año 20 litros de aceite de los cuales, 4 litros se pierden por los desagües. Mucha gente (cada vez menos) ante el desconocimiento, después de freír algo en la sartén echa por el desagüe el aceite que le ha sobrado. Ese sencillo e inocente gesto (mucha gente dirá, “va, por un poquito que eche, no pasa nada”) provoca que cada litro que vertemos contamine hasta 1000 litros de agua. Además no solo se ceba con el agua puesto que también provoca daños en las tuberías de nuestros hogares y costosas averías en las depuradoras. Para que os hagáis una idea, depurar un kilo de grasa cuesta 2,5€ y es un dinero que pagamos entre todos y todas. Mejor disponer de ese dinero para otras cosas que hacen falta en nuestros municipios ¿no?

Como siempre pasa en estas cosas, las 4 erres acuden a nuestro rescate y es que al menos 2 deben ser usadas para esta causa. Tanto reciclar como reutilizar el aceite doméstico es posible. Se puede reutilizar sin problemas siempre que no haya  cogido un sabor fuerte en el momento de freír otros alimentos y lo ideal es no reutilizarlo más de tres veces. Una vez que ya no es posible reutilizarlo para seguir friendo nuestros alimentos, tienes 2 opciones, o te remangas y te pones a fabricar tu propio jabón o lo reciclas.

En el segundo de los casos, solo necesitas una botella que en algunos municipios te la proporciona el propio ayuntamiento y verter ahí el aceite que ya no te sirve. Antes de echarlo en la botella, colarlo para evitar que los residuos produzcan olores. Una vez que tengas el recipiente lleno, simplemente tienes que, o ir a uno de los contenedores habilitados por tu ayuntamiento y dejarlo ahí o ir al punto limpio más cercano que tengas (una vez al mes no cuesta nada). Por ejemplo, los habitantes de Bilbao disponen de unos contenedores especiales de color naranja para tal fin.

Con todo el aceite que se recicla, se fabrica el combustible biodiesel que expulsa entre un 85% y un 90% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que el gasoil. Aproximadamente por cada 3 litros de aceite se pueden conseguir 2 litros de biodiesel. Además de este tipo de carburante, también se pueden conseguir barnices, cosméticos, pinturas, cera, detergente, velas, abono orgánico e incluso fármacos.

Como habéis podido comprobar, existen muchas alternativas a tirar el aceite por el desagüe, así que haceros un favor a vosotros/as mismos/as y a nuestros mares y ríos y reciclar el aceite que ya no uséis. El planeta en general os lo agradecerá.

About the author

Comments

Dejar una respuesta

Sobre Emaús

Asesor de 2° Grado de Naciones Unidas.




FSE



Erkide