UN “PLAN DE ACTIVACION LABORAL” PERMITE EMPLEAR A 10 PERCEPTORES DE AYUDA EN EL AYUNTAMIENTO DE VITORIA

Publicado por on viernes, 29 de julio de 2011

Medio año de trabajo puede sonar a poco o a mucho, todo depende de la situación laboral de quien escuche la propuesta. En esta ocasión, la oferta de empleo se dirige a los perceptores de la renta de garantía de ingresos (RGI) que integran la larga lista de desempleados y responde a un programa de colaboración entre el Ayuntamiento vitoriano y la empresa Emaús. La iniciativa -costeada en «su mayor parte» por el plan +Euskadi 2011 del Gobierno vasco- permitirá contratar durante seis meses a una decena de estos beneficiarios de ayudas sociales para que desarrollen en la ciudad tareas de «mantenimiento de mobiliario urbano y espacios públicos», explicó ayer la concejala de Mantenimiento Urbano, Leticia Comerón.

Una quincena de estos futuros empleados municipales reciben ya formación para poder desempeñar esta labor, aunque sólo diez de ellos lograrán finalmente un puesto. Quienes lo consigan comenzarán a trabajar tras las fiestas de La Blanca en «la recuperación del espacio deteriorado», detalló José Gómez, Gerente de Emaús Bilbao SCIS. Así, las personas contratadas se encargarán de «actividades específicas» en los jardines urbanos así como de «la limpieza de paramentos verticales». El reto final de este programa, que cuenta también con la colaboración del Servicio Vasco de Empleo, Lanbide, pasa por que los perceptores de las ayudas encuentren «una oportunidad final de acceso al mercado» más allá de este plan, insistió el responsable de este colectivo. «Su objetivo es la activación laboral», dijo.
Desde Emaús y en concreto desde Kide Emaus SL, empresa que gestiona el proyecto, destacaron que el ‘salto’ de estos perceptores de la bolsa de ayudas al mercado laboral contribuirá a reducir «el coste de las políticas sociales». A juicio de Gómez, los «beneficios» de este programa son muchos. «Tras un periodo largo sin trabajo supone un impacto importante en la persona y en su familia, con el componente comunitario del trabajo», expuso. Además, los diez ciudadanos que se hagan cargo del mantenimiento de los espacios públicos de la ciudad «recuperarán la autonomía económica» y, en consecuencia, una serie de «derechos», como su cotización en la Seguridad Social.

Pero también hay ventajas para el propio municipio, agregó el Gerente de Emaús. Por ejemplo, se atenderán unos puntos de Vitoria a los que «no llegan los servicios municipales» o se «convertirá el gasto social en generación de ingresos». Esta iniciativa, además, no es la única que responde a esta política.

El Gobierno vasco propuso a principios de mes al Ayuntamiento vitoriano un programa para que sus perceptores de la RGI -5.796 en la capital vasca- entren en un proceso de activación laboral a través de diferentes cursos de formación organizados por Lanbide.

About the author

Comments

Dejar una respuesta

Sobre Emaús

Asesor de 2° Grado de Naciones Unidas.




FSE



Erkide